Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012
El desencanto




José Luis Raya Profesor y escritor
El desencanto se va apoderando de la sociedad y el verano para la gran mayoría se presenta muy amargo. Las personas se van quedando en paro, sí, las personas, los seres humanos, hablo de esos que menciona La Constitución que son españoles y que tienen derecho a una vivienda y un trabajo dignos. Los desahucios están dejando de ser noticia por su proliferación, los que precisamente Bankia acometía en la Comunidad de Madrid con celeridad y desparpajo y ahora la van a salvar con un torrente ingente de millones de euros inyectados por la Unión Europea y que todos los españoles tendremos que pagar, incluidos los propios desahuciados. Los parados empiezan a sentirse extraños ante la nueva situación, se sienten perdidos, sin rumbo y, conforme van transcurriendo los días y las semanas y los meses, que pesan como una losa, la desesperanza los va mordiendo a destajo poco a poco. Los más jóvenes siguen viviendo en casa de los padres, ya no tienen que …

Mi hermano Alfredo también escribe sobre Pepe.... muy bien por cierto

La presentación pom pom.
A Pepe le encantaba meterse en casas abandonadas y buscar cosas viejas, que él creía antiguas, y objetos inservibles que utilizaba, para haztargo de Carmen, como artículos de decoración. Su resignada esposa bufaba y bramía, como un magnífico ejemplar de las praderas estadounidenses, ante semejante colección de testarretes que proliferaban por todo el piso-dúplex. Lo de ese apelativo(poco conocido por estos lares) no se sabía muy bien a qué se debía, pues Pepe, cuando decidió comprar su vivienda, la constructora sólamente le pudo hacer una pequeña habitación en la parte de arriba. Aún así él accedió a dicho acuerdo porque se ahorraría una suculenta cantidad de dinero, y podría alardear ante sus escasas amistades de su magnífico piso-dúplex.
Un día, mientras su abnegada esposa amañaba un viaje a Granada para asistir a una conferencia sobre Nostradamus, Pepe encontró una casa semiderruida y decidió entrar a ver qué “pillaba” por ahí. La puerta estaba sellada bajo p…
Antes de Nostradamus estuvo el adivino Tiresias: “Narciso vivirá hasta ser muy viejo con tal que nunca se conozca a sí mismo”, tal fue la profecía que le hizo Tiresias a Liríope, la madre de Narciso. Este, ciertamente, acabó dándose muerte cuando las mansas y claras aguas de un arroyo le sirvieron de espejo en el que poder conocerse. El Espejo de Nostradamus, la novela de José Luis Raya, actuaría como espejo en el que la España de los últimos treinta años podría tomar conciencia de sí y realizar una catarsis que, tras enterrar el cadáver de su delirante y soez pasado reciente, le permita orientarse lúcidamente hacia la construcción de una novedosa y esperanzadora ética pública. Pepe, el héroe anónimo que protagoniza la sorprendente novela, o rapsódico cuento de cuentos, de José Luis Raya, también se ve impelido a una catarsis personal cuando, ayudado del espejo de Nostradamus, procede a matar definitivamente al vulgar e incapaz varón y padre que fue para así cambiar el trágico destino…

Quixote

Quixote


A pocas obras se le dedica un centenario por su publicación tan sonado, a no ser que sea una auténtica obra maestra de la historia de la literatura. Probablemente "El Ulises" de Joyce compita por tan meritorio homenaje a escala galáctica. Jamás una novela se ha prestado a tantísimas y santísimas interpretaciones. Nunca se ha exprimido hasta la saciedad un texto tan ejemplar y único, cuyo jugo sigue enriqueciendo nuestras conciencias.
"El Quijote" hay que leerlo con devoción, sumergiéndote desde su primera línea en su ampulosa densidad. Paladeando cada vocablo, aunque nos resulte desconocido, pero hay que saborear su fonética, hay que disfrutar de esos colores olvidados y caducos. Debemos recrear en nuestra mente ese encanto de polvorientos parajes ignotos. Y con nuestro dedo de lector codicioso revivir al caballero de la triste figura y al asustadizo Sancho e introducirnos en sus vidas añejas y nobles. Alonso Quijano fue sin duda el primer voluntario de una O…
...EN LA FLOR DE TU MIRADA


Eres del otoño, el sol templado,
abrigo de mi piel martirizada
por la inicua soledad, que despiadada
me dejó mi cuerpo entero desollado.


Deseo la calentura de tus labios,
perderme en la flor de tu mirada
y en tu voz de espuma y brisa embriagada
cuando siento la ternura de tus labios.


Quiero ser canción de amor en tu diario,
recuerdo en tu memoria enamorada,
camino despejado de tus pasos,


oído atento al cristal de tus palabras,
vino dulce en el hueco de tu vaso,
beso eterno en el reloj de tus mañanas.

Obsolescencia Programada
José Luis Raya




En la radio podemos enterarnos de algo que otros medios de comunicación soslayan u omiten. Muchos conocemos que los productos electrónicos y electrodomésticos tienen una vida útil determinada. El acervo popular admite con acerbo que es mejor comprar una lavadora nueva que repararla, o un televisor o un simple taladro. El ponente radiofónico aseguraba que en una elemental tostadora localizaron una pieza que la obstruía y estropeaba a los tres años de uso. Todo esto se conoce como “Obsolescencia programada”. Esta terminología aparentemente reciente se remonta a 1954 cuando el publicista Brooks Stevens la formuló en una conferencia en Minneapolis.
En tiempos de crisis se debate nuevamente esta idea porque, por un lado, contribuye a la producción y al consumo y por consiguiente al desarrollo, y por otro, si nos atenemos a la austeridad y a que un buen número de antiguos consumidores no pueden apenas sostenerse económicamente, determinados fabricantes s…

Todos somos gays

Durante siglos, e incluso milenios, se ha vapuleado, desprestigiado y aniquilado, según épocas, una especie de animal racional que no se ha extinguido nunca , ni se extinguirá, simplemente porque la naturaleza los crea de forma NATURAL, esta particularidad, en contra de lo que siempre se ha creído, o se ha querido creer, se produce en cientos de especies animales, los científicos han analizado esto en delfines, determinadas especies de simios o de tiburones, aves, muchísimos mamíferos, insectos… y lo hemos visto a menudo con nuestras propias mascotas. El porcentaje varía según las especies, pero entre los humanos oscila de forma natural entre el 6% y el 10%, es decir, especies animales que prefieren relacionarse sexualmente con individuos de su propio sexo. Lo antinatural sería que se relacionaran con el sexo contrario, puesto que sus genes están predispuestos para ello. Una persona que nazca con los ojos negros podrá ponerse lentillas azules pero sus ojos so…