Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2014

El microrrelato maldito

El poder
Te has dirigido a mí con una soberana prepotencia indignante. Has usado el cargo que te han otorgado para corregirme desde tu posición, intransigente, dogmática y dañina, inhumana, intolerante y cruel. Tus palabras se introducían en mi cerebro como cuchillas afiladas. Siempre con el desprecio anteponiéndose al semblante amable, que ocultas en lo más profundo de tu ser, porque no es posible que seas tan instigador, ni tan deliberadamente avasallador... Y pensé en volver a mi tarea, oculto en el más apartado y oscuro de los despachos, donde el tragaluz ha sido obturado por las telarañas y el polvo, y mientras me alejo con el rabo entre las piernas continúas vociferando y blasfemando ante todos tus trabajadores, que son, en definitiva, tus súbditos. Eres un maestro en calumniar y ridiculizar, en descomponer y desacreditar. Repaso mentalmente las tareas, en qué he fallado, pero todo está en orden, he trabajado con la pulcritud que tú me has transmitido, he sido muy bien aleccionad…