Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

Crítica

L a señora Gómez

La señora Gómez

Ahora que por fin se había marchado su marido, con sus más que esperadas vacaciones, a decir verdad se trataba de una especie de prejubilación, la señora Gómez parecía regocijarse con su recién adquirida casa campestre. Su amado y leal esposo había acudido a pasar unos días con su recién casada nieta. La señora Gómez decidió quedarse argumentando que la nueva casa necesitaba unos retoques más para hacerse definitivamente habitable; se trataba de unas excusas indelebles mas ella deseaba en estos momentos estar sola, con toda la carga positiva que puede aportar una soledad deseada, y por qué no, necesitada. Tantos años apegada, día y noche, al mismo hombre, le resultaba algo casi aborrecible. A pesar de todo, una extraña sensación la invadía, todo resultaba absolutamente incoativo: su recién estrenada casa, lapartida del esposo, que paladeaba con frescura, los desposorios de su nieta, su incipiente jubilación. Se habían iniciado demasiados asuntos y temía que algo saliera…
Último amor

Has sido la última en preguntarme “¿por qué te has fijado en mí?” El amor sigue teniendo ese misterio, que no se resuelve con una sóla respuesta. Ni tan siquiera con mil.
En el seno de tu pregunta está la solución: En tu inseguridad, en tu mirada lánguida y esquiva. En tus besos y abrazos.
En tu absoluta integridad y en tu lealtad. Te quiero porque me quieres aunque no lo digas y porque trato de sacarle todo su jugo a estos momentos furtivos y fugaces que me ofreces. En secreto y a escondidas.
Te quiero porque el mañana es incierto y porque me aferro al presente y al momento como si fuera un segundo eterno…
Te quiero, porque sin quererlo, te has colado en mi alma, de puntillas, sin apenas hacer ruido, y por tu triste sonrisa de congoja y de sufrimientos pasados. Porque necesitas más amor, porque te quedaste vacía y desolada y quieres llenarte de la vida que te arrancaron de cuajo.
Porque lo apostaste todo y todo lo perdiste. Te quiero porque necesito quererte, porque necesito qu…
De la crisis y el arte José Luis Raya Pérez
En los períodos de crisis se agudiza el ingenio y se crean excelsas, variadas y originales obras de arte. Si nos remontamos al siglo XVII, la Edad de Oro de nuestras letras, descubrimos que Europa y España en particular atravesaron, seguramente, la peor crisis de la historia moderna reciente. Ríamosnos de la que estamos viviendo en estos momentos, cualquier tiempo pasado fue mucho peor. En las páginas del Lazarillo descubrimos una sociedad desarraigada, hambrienta y moribunda. Truculentas epidemias asolaban Europa y la negra guadaña podía sesgar al más cristiano, nadie se libraba de la DanÇa Xeneral. Mordaz y mortal de solemnidad fue la que se inició en Sevilla y se extendió por la Península causando la muerte de miles y miles de personas. Entre tanta devastación y laceria surgieron genios irrepetibles como Velázquez, Góngora, Quevedo o Lope de Vega. Hemos de saltar un par de siglos para que vuelva a brotar una nueva generación de ilustres esc…

El certamen Literario

El certamen literario

Caía la tarde, parda y oscura, y Nicola se sentía cada vez más desahuciado y perdido, puesto que cada vez que iniciaba unas nuevas líneas comprobaba que no explicaba exactamente lo que se proponía, y ante tanta desazón y despropósito llegaba, incluso, a aullar y estrujaba el papel entre sus feroces dedos. “¡Dios mío dame el nombre exacto de las cosas¡” – vociferaba- Y recomenzabala escritura con mucha más parsimonia si cabe, pero al instante se apoderaba de nuevo el frenesí, pues intuía queiba a tener unanoche aciaga. Él es consciente de que cuando no brotan las palabras con toda su frescura o su delimitación semántica más o menos aproximada es mejor desistir en ese momento y esperar a que de nuevo se le acerquen las musas, aunque siempre ha renegado de la visión romántica del escritor que trabaja por pura inspiración. En realidad se ha sentido mucho más próximo a los antiguos postulados marxistas, en los que el escritor es un simple trabajador y reproductor de un…