Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012
Wert o no Wert





Las desavenencias del Señor Ministro con la sociedad, la cultura y la educación son harto notables y evidentes. Se están restringiendo los derechos alcanzados años atrás dando un carpetazo sobre la mesa, es lógico que los estudiantes salgan a la calle y se manifiesten y secunden una huelga tan necesaria como obligada. Entiendo a los alumnos que desean fervientemente estudiar y prepararse y formarse, ellos pueden comprobar in situ que una buena formación es una puerta abierta al futuro, aunque sea fuera de nuestro país. En cambio, hay otros alumnos y alumnas que confunden huelga con juerga y a estos voy a obviarlos porque sólo hacen bulto en los institutos, confunden a sus compañeros y profesores y sus ganas de estudiar y trabajar son nulos. Lamentablemente esto es así y muchos-as podemos corroborarlo. Un numeroso grupo del alumnado saca las castañas del fuego a otro, quiero creer, no tan numeroso, que aprovecha estos días de huelga y reivindicación como días de asueto …

La desproporcionada guerra de géneros

LA DESPROPORCIONADA GUERRA DE LOS GÉNEROS
Como el gran maestro y único O. y G. partía de lo particular para llegar a lo universal, incluso de lo anecdótico, quisiera emularlo humildemente y hacer partícipes a todos y transmitirles el mensaje al mismo tiempo, no básico, que todos y todas nosotras podemos reflexionar sobre los acontecimientos que nos suceden a lo largo de nuestra vida diaria, y tampoco invento nada, ya que otro grande, M.J. de Larra actuaba de esta misma guisa.
Sin más dilaciones, yo me hallaba con un grupo de amigas y compañeros de trabajo, debatiendo temas de actualidad, triviables unos, más transcedentales otros. Como suele ocurrir en este tipo de tertulias – ¡qué fueron de aquellas tertulias añejas y enriquecedoras¡- hay alguien que se quiere erigir como la voz cantante y como centro dogmático y contradecirle puede resultar contraproducente para nuestros nervios y equililibrio. Asumía, digo, muy bien este individuo sus propias contradicciones y su falta de preparación…