Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

La solución depende de nosotros

La vida se está encareciendo irremediablemente para todos. La crisis, ese fantasma voraz del que todo el mundo habla pero nadie ve personificado, se manifiesta en nuestra vida cotidiana en todos y cada uno de nuestros actos. Escuchamos datos, cifras, recortes, desahucios, manifestaciones, huelgas, cifras de parados que van aumentando segundo a segundo. Cierres de empresas y negocios, reducciones de sueldos, impagos de todo tipo. Eso que llaman crisis enseña este rostro, desfigurado y multiforme. A veces, nos muestra su lado más voraz y tremendo con personas que se suicidan, que son echados de sus casas sin ningún hogar adonde acudir, o que rebuscan en la basura para poder comer. Es cierto que un amplio número de ciudadanos viven cómodamente y esto les llega a través de la prensa, la radio o la televisión. Todos se lamentan, nos manifestamos y apoyamos moralmente esta hecatombe que nos arrrasa por los cuatro puntos cardinales.

Es en estos momentos cuando el término "solidaridad&quo…

El docente indecente

El docente indecente



En nuestro país, ni a los grandes jueces se les perdona una “salida de tono”, aunque su trabajo haya sido intachable a lo largo de muchos años, ni al médico que haya cometido una negligencia, ni al profesor que ha tenido un mal día , ni al policía que en un momento dado se ha excedido en sus funciones, ni al político cuyas declaraciones han resultado ser penosas, ni al locutor que se ha trabado con dos fonemas, ni al cocinero que se ha pasado un poco con la sal... Sin embargo cuando se cometen grandeso tremendos delitos los dejamos pasar con desvergüenza, si acaso con un leve murmullo de indignación. Y así nos va.

Después de casi veinticuatro años de dedicación a la docencia me visitó por primera vez una madre indignadísima (y con razón) porque su hijo se sintióofendido por un inoportuno “mal gesto” que en realidad iba dirigido a alguien distinto y seguramente muy merecedor del mismo, pero obviamente un docente no debe perder en ningún momento las formas. Debemos …