Ir al contenido principal

Todos somos gays





Durante siglos, e incluso milenios, se ha vapuleado, desprestigiado y aniquilado, según épocas, una especie de animal racional que no se ha extinguido nunca , ni se extinguirá, simplemente porque la naturaleza los crea de forma NATURAL, esta particularidad, en contra de lo que siempre se ha creído, o se ha querido creer, se produce en cientos de especies animales, los científicos han analizado esto en delfines, determinadas especies de simios o de tiburones, aves, muchísimos mamíferos, insectos… y lo hemos visto a menudo con nuestras propias mascotas. El porcentaje varía según las especies, pero entre los humanos oscila de forma natural entre el 6% y el 10%, es decir, especies animales que prefieren relacionarse sexualmente con individuos de su propio sexo. Lo antinatural sería que se relacionaran con el sexo contrario, puesto que sus genes están predispuestos para ello. Una persona que nazca con los ojos negros podrá ponerse lentillas azules pero sus ojos son negros. Esa tendencia se podrá camuflar o disimular por razones sociales, familiares y/o personales, y por lo tanto al reprimir una tendencia que es natural en ese individuo se está creando un trastorno emocional y psicológico. Se imagina, usted, señor respetable "hetero", que la sociedad le obligara a mantener relaciones sexuales con otros señores… Póngase en la piel de estos humanos que tienen que actuar muchas veces en contra de sus sentimientos y de su naturaleza… Yo creo que esos trastornos, vejaciones sufridas, represiones han creado a lo largo de la historia auténticos genios del arte y del pensamiento: Platón, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Shakespeare, Lorca, Lord Byron, Haendel, ¡Cervantes¡ (no os rasguéis las vestiduras, lo insinuó Freud)…, pero esto es una opinión particular, en algunos casos sus miedos y sus traumas se encauzaron por el camino de la creatividad, no en la Grecia Antigua y Clásica precisamente. Y todos estamos y estaremos en deuda con estos Grandes Maestros de la Humanidad.
Sin embargo siempre hay un grupo social que ni vive, ni deja vivir en paz a sus congéneres, estos son los auténticos trastornados, reprimidos y enfermos sociales, que dificultan contínuamente el normal desarrollo y avance de la sociedad, y que con sus gestos y actitudes retrocedemos permanentemente a las mazmorras medievales, siniestras y oscuras. Entre estos suele haber verdaderos homófobos, que necesitan un serio tratamiento psiquiátrico para superar esta fobia (todas las fobias son dañinas y antinaturales). Sobre todo existe un gran número entre éstos que poseen claras tendencias homosexuales pero que reprimen permanentemente con sus posturas y ademanes y comentarios homofóbicos. Piensan que tras todo esto se pueden ocultar y esconder, detrás de lo que ellos consideran una desviación, estos suelen ser muy peligrosos, ya que pueden hacer mucho daño a sus familiares y amigos. Suelen casarse y causan infelicidad a toda su familia, incluidos ellos mismos, otros se integran en la Iglesia. Lo que desconocen es que son cada vez más fácilmente identificables. Tras una actitud verdaderamente homófoba suele ocultarse un homosexual reprimido y enfermo mentalmente precisamente por esa homofobia.
El gesto multitudinario que en España se vivió no dejó de causarme estupor y bochorno al mismo tiempo. "El foro de la familia" se inició como una empresa familiar dirigida por cada uno de sus miembros, y no era muy bien vista por los partidos políticos. Ahora ha crecido como en el Tercer Reich y se congregan y gritan no por conseguir más derechos o mantener los suyos propios sino para impedir que los demás prosperen, para poner zancadillas, marginar, vapulear, discriminar. Sus derechos los tienen garantizados desde tiempos inmemoriales, pero ahora cuáles son realmente sus objetivos, si se estima que tan sólo 1 de cada 10 mil matrimonios será homosexual, a qué viene tanto griterío y tanta protesta, y aunque fuera a la inversa… Si se ha llegado hasta este punto es porque la sociedad ha evolucionado, afortunadamente, a mejor, hemos prosperado, me enorgullece compararme con los países más tolerantes y modernos como Holanda , Dinamarca o Canadá, me gustó que el Presidente comprendiera que debemos subirnos al vagón no sólo del progreso tecnológico y científico, sino también moral- aunque en estos momentos carezca de ideas competentes para enfrentarnos a la crisis-. Sentí auténtica vergüenza, por momentos, de ser español, de ver cómo una numerosísima caterva de intolerantes pretendían disponer y ordenar las vidas de los demás. Y es que contra la intolerancia sólo me queda (desafortunadamente) la tolerancia cero. Ellos, los que ponen la otra mejilla, y los que dicen "No juzgues y no serás juzgado", los que predican con el amor y la justicia. Qué manifestación tan vergonzosa, injusta, inmoral y anticristiana. ¡Cuánta inquina y daño se concentra en cada una de las personas que acudieron la cita¡ Nos estamos haciendo todos mucho daño, porque todos los que apoyasteis semejante manifestación tenéis hermanos, cuñados, sobrinos, primos, amigos, e incluso padres y madres que piensan y sienten como gays y lesbianas. Todos somos gays, porque muchos de nuestros seres queridos lo son, y miles de los que acudieron a dicha concentración también los son, por simple razonamiento estadístico, y porque muchos homófobos también los son: tiramos piedras sobre nuestro propio tejado.
La familia no se puede desestabilizar jamás si la sustenta el amor y la comprensión, independientemente de las tendencias sexuales de los padres. Millones de niños mueren en todo el mundo. Dios no permitiría que a esos niños se les impida tener un hogar y unos padres o madres que los eduquen y los quieran, por lo menos mi Dios no lo permitiría. Mi Dios es misericordioso, respetuoso y tolerante… y en su infinita bondad y clemencia mi Dios permite que dos hombres o dos mujeres que se amen puedan optar a formar una familia… Si tienen los mismos deberes, también debemos equiparar los mismos derechos. Esto es un acto racional y justo.

Los homosexuales se han caracterizado a lo largo de los siglos por ser tremendamente pacíficos y amantes de la vida y respetuosos con todo y con todos. Vamos por muy mal camino. Después de tantos y tantos siglos de intolerancia, vejaciones, y aniquilamientos (aún hoy sucede en el llamado tercer mundo islámico) creo que ha llegado el momento de recompensarlos y pedirles perdón. Siempre me ha extrañado que no se hayan armado hasta los dientes y no se hayan defendido. ¿Se imaginan grupos terroristas gays poniendo bombas como "otros indeseables asesinos"? Pero ellos son un ejemplo para todos a seguir, ellos sí ponen la otra mejilla… y no juzgan a los demás. Y, que yo sepa, no conozco entre mis muchísimos y entrañables amigos gays y lesbianas ninguno que sea HETERÓFOBO…


Comentarios

Entradas populares de este blog

NOS ESTAMOS HARTANDO

NOS ESTAMOS HARTANDO

Muchos ciudadanos de todos los colores, tendencias o ideologías nos estamos cansando del machacante tema catalán. Son titulares diarios, día, tarde y noche en la prensa, la radio y la televisión. Las redes sociales se abultan y crecen mastodónticamente con esta temática, que sin duda es fundamental para el devenir de España en particular y de Europa en general. Sucede que ha sido siempre la niña predilecta del gobierno, la mimada y consentida y la que siempre ha dado quebraderos de cabeza. El resto de las regiones o autonomías ha sido tradicionalmente ninguneado para que la gran señora de España, la culta y la adinerada Cataluña no se enfadara, tal ha sido su prepotencia, su altanería y su egocentrismo que pensaban que en Europa la iban a mimar como ha ocurrido desde siempre en España. Y le han dado con la puerta en las narices. Pero al Govern (no debemos utilizar la sinécdoque tan alegremente) no se le baja los humos ni el enfado. Sus delirios de gra…

ESAS MADRES

Señor Berlanga

Lástima que no nos haya quedado otro L.G. Berlanga para filmar este vodevil que se ha montado y que  continúa en desternillantes fascículos coleccionables. Sólo bastaría, si acaso, Valle-Inclán, creador del esperpento, para aderezar el guion de esta farsa decadente y cutre que desde fuera, si eres un poco observador, tan sólo puede despertar hilaridad o cierta vergüenza si te sientes realmente catalán o español; que cada cual puede sentirse como le venga en gana, como si uno desea sentirse abeja o avispa al mismo tiempo, pero sin faltar el respeto, oiga.

El actor principal es un perfecto burgués llamado Puigdemont con cuatro apellidos andaluces, aspiraciones a mártir y poco inteligente en las entrevistas. Junqueras, católico que canta homilías, que lo bendice y que recuenta los votos en medio de una misa y sin repicar. Otro Rufián de ascendencia jiennense que representa la izquierda pija cool, joven malandrín antiespañol que viste de Zara y compra en Mercadona, dedicado a…