Ir al contenido principal

NO LLEVAS RAZÓN






http://www.diariosur.es/opinion/201504/11/llevas-razon-20150411000922-v.html








NO LLEVAS RAZÓN
José Luis Raya Pérez

La argumentación debería ser una asignatura obligatoria, no sólo en los colegios e institutos, sino en la  escuela de la vida misma. No me refiero precisamente a la argumentación que consiste en recopilar una base bibliográfica o datos, más bien aludo al encadenamiento de ideas con las que se parte de una tesis para llegar a una conclusión o síntesis y ofrecérsela al otro, no exhibírsela, ni lanzársela a la cara.
La gente no dialoga habitualmente, sino que discute y polemiza como si se tratara de una lucha grecorromana, para ver quién sale victorioso. En ocasiones, se pierden las formas, y cuando uno no sabe o no puede argumentar su tesis, recurre a las artimañas o malos modos, como si al gritar, por ejemplo, sostuviera mucho mejor su idea principal. En otras ocasiones se cae en descalificaciones al “adversario” o interlocutor con formas tipo, “no tienes ni p. idea”, “tú eres tonto, idiota, imbécil…”, “infórmate antes de hablar”, “no hables de esto o aquello, que yo sé muy bien de lo que hablo” etc. etc. A veces, uno  defiende sus argumentos aludiendo a la profesión que desempeña, que, sin duda, puede servir como vara disuasoria y doblegar al contrincante: soy médico, abogado, profesor, ingeniero… Muchos lo esgrimen con soberbia para desestabilizar al receptor, que se supone que debe quedar anonadado por el emisor, dada su sapiencia y rigor, y olvida éste que en muchas otras ocasiones los avatares de la vida  te enseñan mucho más y apoyan sólidamente tu argumentación, aunque verbalmente no se sepa mantener, pues se carece de recursos lingüísticos o semánticos. Es por esto, que hay una sabiduría añeja y ancestral que traspasa los siglos y las épocas y que los más viejos del lugar saben perfectamente defender y esgrimir. Por ello, son los ancianos los que encabezan y deben sostener el saber de la tribu, de la sociedad en definitiva. Son a ellos a los que debemos recurrir porque es la experiencia la madre de la ciencia. Y la juventud, por definición, inexperta e inmadura, no debería  convertirse en luz de guía o ciencia de salvación.

Otros interlocutores recurren a las falacias -falsos argumentos- para mantener su pugna. Consideran que llevar la razón tiene que ser algo fundamental y se les va la vida en ello, ya que lo interpretan como una forma de mantener su dignidad o su honor. Llevar la razón pasa a ser una cuestión de vida o muerte. Para ello, debemos vencer y humillar al contrario, con nuestra “sutil y versada opinión argumentada”
Nadie se preocupa por escuchar a su interlocutor.  Ni espera uno a que concluya su argumentación y suelta de sopetón lo que va mascullando mentalmente, porque considera que puede ser ese su golpe mortal. Uno no sabe que siempre se puede aprender del que te habla, porque lo que él te cuente probablemente ni tan siquiera tú lo habías pensado, ni se te había ocurrido. Así pues, de esta manera, el diálogo se basa en el puro egoísmo, en nuestro narcisismo indecente que considera al otro como alguien mediocre o poco leído o instruido. Incluso, el narcisista desvía la conversación a “su territorio” -al contenido que él controla- porque es ahí donde se puede deslumbrar al rival, y salir victorioso de la batalla. El diálogo se convierte, en ocasiones, en ofensivo monólogo narcisista, cuyo fin es descuartizar al interlocutor que, de alguna manera, intenta exponer su punto de vista con cierto amedrentamiento. Si éste cae en las trampas del otro, se termina en tensa polémica que acaba en discusión e incluso en descalificaciones o insultos.
Es simplemente un síntoma de educación, que, seguramente, sea algo intrínseco a la personalidad y al temperamento de cada cual, el saber escuchar y atender a nuestro interlocutor con suma atención y respeto, indagando en muchas ocasiones en lo que intenta expresar o manifestar si éste carece de recursos expresivos, e incluso  hay que ayudarle a que florezcan esas ideas que no puede o no sabe manifestar. Quizás sea esto deformación profesional. Es por lo que fuera de mi trabajo prefiero atender y escuchar y aprender, porque el resto del día me dedico a ello, a enseñar y a transmitir conocimientos. Cuando salgo fuera de mi entorno laboral me gusta mantenerme en silencio y escuchar al que tengo cerca para seguir aprendiendo, sin necesidad de doblegar al interlocutor, ni transmitirle la idea de que está equivocado o que no lleva razón: para mí no hay nada más ruin, especialmente cuando la realidad y la verdad depende del color del cristal con que se mire. Decía mi admirado Saramago: “He aprendido a no convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, un intento de colonización del otro” No hay nada más ignorante que no saber escuchar. Añado.

Comentarios

  1. Muy buen artículo, tienes toda la razón, hoy en día sólo se grita. Es lo que se ve en algunos programas de la tele y está haciendo mucho daño en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda un gran comentario de texto un gran artículo sin lugar a dudas es uno e los mejores textos que nunca vi . Opino que el autor lleva razón es un gran texto debido a que os enseña a valorar al resto y no a ser egocéntricos dicho esto, SALUDOS CORDIALES

    ResponderEliminar
  4. Buen artículo, creo que la sociedad actual debe aprender mucho a la hora de argumentar una idea o del simple hecho de comunicarse. No debemos creer más a las personas porque tengan una profesión determinada, a veces, saben más otras personas que estos. Tampoco es normal el egoísmo o narcisismo del que se habla en el texto a la hora de argumentar una idea. Creo que se debe pensar en la otra persona y no tratar de convencerla, simplemente aportarle tu opinión.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Opino que es un buen articulo.Estoy a favor de ña falta de argumentacion y en contra porque todos tienen capacidad de argumentar

    ResponderEliminar
  7. El texto de hoy me ha gustado ya que es uno de los temas que tenía ganas de que saliese por su importancia ya que el debate o la discusión siempre están presentes en nuestra sociedad.
    Podemos ver en este texto por lo que se dice que la gente, en algun momentos del debate o llamemoslo discusión, tiende a usar palabras faciles o el insulto facil. Esto es un grave error ya que nuestra informacion o opinión debe de ser argumentada con motivos o razones positivas del tema que estemos hablando. En una conversación los interlocutores no van a estar de acuerdo. Por ejemplo podemos discutir si peliculas como la naranja mecanica, el padrino, blade runner, taxi driver, gladiator, 2001 Odisea del espacio son autenticas obras maestras del cine o películas sobrevaloradas por la crítica y por la gran mayoria del publico. En esa tema nadie estaria de acuerdo estarían todos del lado contrario.
    Samuel Sanchez de la Fuente Martín

    ResponderEliminar
  8. Es un artículo muy bueno. Pienso que el miedo a no tener la razón, a equivocarse, es algo totalmente normal, algo humano. Ciertas personas deberían aprender a ser más humildes en esta vida, y darse cuenta que no todo gira alrededor suya. Y también deberían aprender qué es la autocrítica.
    Raquel

    ResponderEliminar
  9. Es un gran articulo sobre un tema de actualidad que todos vivimos cada día, en cualquier lugar.en mi opinión estoy de acuerdo con el autor ahora no se dialoga solo se discute, insulta y chismorrea sin ningún argumento.Para poder crecer como persona no hay que tener un mente cerrada en la que solo tu opinión valga, al dialogar se enfrentar dos opiniones y se decide cual es mejor o si las dos son igual de importantes.

    ResponderEliminar
  10. Es un texto Periodístico que utiliza un lenguaje cotidiano y esta compuesto por 5 párrafos , Donde da un concepto amplio del principio de la argumentación, aveces los seres humanos somos duros de aceptar la verdad ,también es un texto subjetivo , en mi opinión el autor tiene razón que aveces nos dejamos llevar por los enojos por no aceptar las cosas,por solo quedar bien y llevar la contraria con las demás personas . es un articulo muy bueno.
    Sebastián

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POR LA CARNE ESTREMECIDA

https://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhweIs
DIARIO IDEAL
DIARIO SUR



https://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhhttps://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhweIsweIs


https://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhweIs





*Hay escritores que escriben muy bien, pero no tienen nada que contar. Les falta algo fundamental: IMAGINACIÓN. Aburren desde sus primeras líneas, a pesar de su docto manejo del lenguaje condimentado con docenas de piruetas lingüísticas dirigidas a su propio onanismo. No saben fabular ni contar historias. Otros esgrimen y mantienen considerablemente el don de la imaginación, sin embargo su vocabulario es escaso e incluso cometen errores morfosintácticos. Una buena novela debe combinar ambos aspectos.


Librería Pipper Guadix
Librería Pérgamo Torremolinos
Librería Babel  Granada
Librería Luces Málaga
Librería Berkana Chueca/Madrid
Librería La Pantera Rosa Zaragoza



........ Se podrá solicitar más adelante en las principales librerías de Españao a la editorial directamente:

editorial@lafraguadeltrovador…

ESAS MADRES

DISCURSO FIN DE CURSO CON FÁBULA INCLUIDA