Ir al contenido principal

Grecia en la red



Grecia en la red
José Luis Raya Pérez

http://www.diariosur.es/opinion/201507/03/grecia-20150703003821-v.html

 





En las redes sociales uno puede aprender muchas cosas, también puede desaprender, orientarte y desorientarte, asombrarte, enojarte, indignarte, elevarte y perder el tiempo como uno no filtre y seleccione aquello que le pueda resultar beneficioso. Está muy bien para mantener el contacto y recuperar aquellas amistades que un día se perdieron por los recovecos del tiempo. También puede uno ir confeccionando su propia revista digital con todo aquello que le pueda interesar, al tiempo que selecciona los documentos que le parezcan más instructivos, asombrosos o simplemente entretenidos. Se puede comentar y compartir experiencias de todo tipo.  En Facebook empiezan a aflorar grupos abiertos y cerrados con inquietudes afines: literatura, senderismo, salud, gastronomía o turismo. Incluso grupos relacionados con actividades tan dispares y curiosas como grupos amantes de la pasta italiana, admiradores de las ardillas, buscadores de tesoros, incondicionales de la sopa de cebolla, una plataforma para que la 2 emita las semifinales de Eurovisión, encajes de bolillos, amantes de las castañuelas, amén de los grupos que se crean entorno a un pueblo o una región que podrían resultar más lógicos y no tan rocambolescos, pero en cualquier caso igual de respetables.

Hallábame – que no hallábase- sin querer, quiero decir sin querer molestar en uno de esos grupos - ni abierto, ni cerrado- en los que se predica y se predice cuestiones macroeconómicas, aderezadas con docenas de incomprensibles tecnicismos y apoyadas con otros tantos datos que – válame Dios- siempre aparecen otros datos, igual de objetivos, pero opuestos radicalmente a los anteriores. En cuanto quise inmiscuirme, que no incluirme, en su Santa Hermandad, recurriendo a la disposición y a la actitud positiva para afrontar cualquier crisis, no tanto la económica como la sentimental, alguien de los congregados soltó un fiero  rottweiler, adiestrado para ello, y me echaron de su campo porque deseaban bañarse y retorcerse solos en su propio fango, repleto de  las pringosas calamidades y los futuros designios apocalípticos que están por llegar. Allí los dejé en su ciénaga oscura y profunda.

Las redes sociales se encuentran muy politizadas. Es difícil hallar a alguien cuya opinión difiera del partido político que la esgrime y que lanza a su rebaño para que éste la defienda y la apoye, pese a sus contradicciones evidentes. Cualquier ciudadano que piense lo contrario puede ser agredido y expulsado. Por suerte hay libertad de opinión, pero muchos no entienden eso de respetarla aunque no la compartan.

Hay que apoyar, sin duda, al masacrado pueblo griego, cuya lamentable situación muchos la están comparando a la que se creó después de la II Guerra Mundial. Y es que aunque, evidentemente, Grecia haya sido la cuna de nuestra civilización, no olvidemos que no ha mucho que se liberó del yugo otomano, y por ello puede ser un país tan antiguo como reciente, con todas sus virtudes y contradicciones. Por otra parte, la izquierda y la derecha han actuado de la misma guisa (Pasok y Nueva Democracia básicamente, también el KKE y el To Po Tami que pretende recoger lo mejor de unos y otros, sin mencionar a Amanecer Dorado) sustentándose en el nepotismo, el clientelismo, el enchufismo, las duplicidades incongruentes, la corrupción, los miles de funcionarios improductivos y esa famosa docena de jardineros por maceta – Parece que se está hablando de España o Italia. Si es que el Mediterráneo es el lugar del “todo vale” y ¡Viva la Virgen¡- Ellos mismos se han metido en un callejón sin salida, independientemente de que La Merkel y el FMI, que no Bruselas,  les empujen sus cabezas, que intentan salir a flote, hacia el fondo del lodazal.

Pues bien, aquí entra eso del cambio de mentalidad y de actitud, ya que no sólo hay que ayudarles económicamente, pues no pueden seguir adelante, sino hay que suministrarles todo tipo de asesoramiento y estrategias para que aprendan a administrarse y a dosificarse. Y a que no gasten más de lo que ingresan. Esta máxima debería ser usada por cualquier país que quiera avanzar, incluidos nosotros mismos. Cualquier ama o amo de casa responsable lo sabe perfectamente.

Tampoco entenderé a todos estos que apoyan, y con razón, al pueblo griego con tanta vehemencia, y sin embargo miran hacia otro lado ante el evidente sufrimiento del pueblo venezolano. La hipocresía y la doble moral también culebrean por estos lares. Y es que en la red nadie piensa por sí mismo, aunque todos opinen, ya que hay unos dictados muy politizados que en lugar de informarte te desinforman, y si uno quiere salirse del sendero establecido, siempre habrá un lobo fiero que te re- direccione por el camino marcado. El camino que señalan los dirigentes.

La red puede ser muy instructiva, pero también puede aborregarte si no andas con mil ojos y puedes hacer mucho daño. Luego, habrá tiempo de mirar hacia otro lado.

    

Comentarios

  1. Muy buenas profesor. He de reconocer que en un primer momento pensé en identificarme en este comentario que a estas horas de la tarde le estoy escribiendo (he de reconocer que con suma vehemencia), pero estoy seguro de que en cuanto lea estas líneas y comprenda su contenido y orientación política, inheréntemente le vendrá a la cabeza mi imagen: ese ex-alumno (ahora ya si) suyo tan politizado que aprovechaba sus clases (y su talante para dejar a la ''masa'' estudiantil expresar sus ideas y inquietudes más profundas ) para lanzar toda clase de mensajes de contenido político como si de un mitin se tratara. Estoy más que seguro que el mensaje que a continuación le esbozo hará inútil cualquier presentación formal de identidad, puesto que la intuirá casi automáticamente.
    Bromas aparte, acabo de leer su publicación y, por supuesto, es evidente que la tecnología modifica (que no cambia) las formas y los modos de vida de las masas (tanto en el ámbito cotidiano, como en el ámbito laboral o profesional) dando más facilidades comunicativas de las que día tras día hacemos uso y aprovechamos para hacernos oír o notar hacía nuestros respectivos o cualquier otro receptor ajeno que navegue por la ''red''. De hecho, yo utilizo las llamadas ''redes sociales'' para una actividad política y activista apasionada (que es lo que usted parece haber comprobado con el problema heleno). He de decirle (por experiencia propia) que en las ''redes sociales'' hay de todo; quienes quieren entablar el debate político desde una perspectiva democrática, derribando rivalidades solo con argumentos desde un comportamiento respetuoso y ético, y quienes utilizan estos medios para la descalificación, para el insulto, para el ''la calle soy yo, es mía'' (que diría nuestro querido Fraga). Pero esto se sintetiza además fuera de las ''redes sociales'', en la actividad política diaria: tertulianos dando lecciones de ética en programas de televisión (canales privados e incluso públicos), que se permiten el lujo o el privilegio de acusar a quienes ellos quieran de terrorismo o de chusma proletaria (le pongo el ejemplo del PSOE; recordemos como el ''periodista'' Jimenez Losantos insinuaba una conspiración en la cúpula del PSOE para perpetuar el trágico atentado de ''los trenes de la muerte'' con fines políticos). ''Chalaos'' (que diríamos en Málaga) hay en todas partes, y debemos aprender a vivir con el respeto pero también con las descalificaciones teniendo en mente una cosa: peor sería que no pudieran expresarse.
    En cuanto al problema político que plantea en su publicación, me ha llamado poderosamente la atención como de una forma sarcástica insinúa que la culpabilidad de las inestables situaciones económicas, políticas y sociales de los países llamados del ''sur de Europa'' o ''mediterráneos'' es de los propios ciudadanos de esos países; como si un ser externo (llámelo Dios o lo que quiera) a la hora de ''crearnos'' nos hubiera dotado de una forma de actuar desganada, vaga, gamberra y ''desaliñada''. Las razones de una situación económica, política y social no obedecen a una ''esencia de ciudadano'' (aquel ejemplo de la vagancia en el mediterráneo), y me temo que pecar de lo que en filosofía llamamos una postura idealista es escoger, a mi juicio, un camino equivocado. Para mi, marxista convencido, las situaciones históricas obedecen a las condiciones materiales existentes; es decir, la estructura económica que se nos ha dado da lugar a las formas políticas y sociales. (Por cierto, y válgame la redundancia, existen encuestas en las que se comprueban como los ciudadanos de los países mediterráneos o del Sur europeo superan en número de horas laborales a los del Norte).

    ResponderEliminar
  2. El tema es bastante extenso, pero muy resumidamente, le diré que la construcción europea es (y se está comprobando ahora) un desastre,con una moneda muy frágil y una economía fiscal desigual. Se puede comprobar, así pues, un Norte excedentario y un Sur deficitario el cual es sometido (no a los gobiernos de los países excedentarios, sino a los bancos y entidades financieras de esos Estados) mediante una deuda que no hace más que crecer y crecer (de la que el poder financiero saca rentabilidad mediante la especulación), y que por imperativo de un poder económico que quiere formalizar una Europa neoliberal y al libre antojo de las entidades financieras, obliga a un desmantelamiento de los servicios públicos como son la sanidad, la educación y con ello a una creciente y vertiginosa desigualdad.
    Pero el problema, ha decir verdad, más allá de la conformación fiscal y monetaria del proyecto europeo, es estructural; y es que cualquier comunidad económica que se base en la dominación y subordinación de la política acabará siendo un fracaso para la mayor parte de las capas sociales y un éxito para una pequeña masa burguesa y capitalista que monopoliza cada vez más el capital y el mercado nacional. La crisis helena ha comprobado que la voluntad política ya no es la hegemónica, sino que es el poder económico quien pone de rodillas al veredicto de las urnas. Los comunistas llevamos avisando este hecho durante más de un siglo y hoy por fin encontramos quienes reconocen este hecho entre murmullos y resignadas expresiones como ''ya, pero la vida es así''. Se comprueba lo que llevamos aclamando mucho tiempo sólo que ahora se ve más claro: el poder del Estado ya no se escoge por sufragio y soberanía popular; ahora se comprueba un poder autoritario que regula (sin presentarse a elecciones) las políticas aplicadas en cualquier Estado o comunidad. Ya no son aquellos grupos de militares ''nacional-católicos'' que aclamaban la rojigualda con la mano alzada los autoritarios gobernantes. Ahora estos llevan corbata y traje, y puedes encontrarlos fácilmente en la City de Londres, en Wall Street o en la Bolsa de Shanghai. Grecia es un ejemplo del que se puede sacar muchas conclusiones y personalmente, y tras lo que parece una rendición del ministro Tsipras tras múltiples chantajes y sensacionalismo peridodístico, acojo esta reflexión: el poder se las sabe todas y nosotros ninguna.
    Años duros son los que nos deparan, pero ante ello solo queda la lucha política. La gente, las clases medias y populares, no quieren este sistema, y aquellos que lo aceptan lo aceptan con frustración y fatiga (de ''malagana'' que diríamos aquí).
    Para finalizar, y no hacer más extenso este comentario, me referiré a su breve mención a Venezuela y le puedo asegurar que allí hay tanta democracia como aquí o en la que es considerada la democracia suprema de occidente, los EEUU.
    Nada más que añadir, se me ha hecho muy extenso pero usted sabe que estos asuntos me apasionan verdaderamente. Un saludo cordial, su alumno Adrián.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ESAS MADRES

POR LA CARNE ESTREMECIDA

https://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhweIs
DIARIO IDEAL
DIARIO SUR



https://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhhttps://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhweIsweIs


https://www.youtube.com/watch?v=qi_RKfhweIs





*Hay escritores que escriben muy bien, pero no tienen nada que contar. Les falta algo fundamental: IMAGINACIÓN. Aburren desde sus primeras líneas, a pesar de su docto manejo del lenguaje condimentado con docenas de piruetas lingüísticas dirigidas a su propio onanismo. No saben fabular ni contar historias. Otros esgrimen y mantienen considerablemente el don de la imaginación, sin embargo su vocabulario es escaso e incluso cometen errores morfosintácticos. Una buena novela debe combinar ambos aspectos.


Librería Pipper Guadix
Librería Pérgamo Torremolinos
Librería Babel  Granada
Librería Luces Málaga
Librería Berkana Chueca/Madrid
Librería La Pantera Rosa Zaragoza



........ Se podrá solicitar más adelante en las principales librerías de Españao a la editorial directamente:

editorial@lafraguadeltrovador…

DISCURSO FIN DE CURSO CON FÁBULA INCLUIDA