Ir al contenido principal

Hablar bien








HABLAR BIEN

José Luis Raya


En Andalucía, en general, se habla mal y,Málaga, en particular, se lleva la palma. Hablar mal no significa "comerse" las vocales o las cosonantes finales de las palabras o sílabas, ni tan siquiera aspirar o relajar consonantes velares como la /j/ de "mujer", que por esta zona se pronuncia /muer/, puesto que serían particularidades fonéticas del andaluz, que podrían ser respetables. Lo que no se puede consentir y por lo tanto hay que censurar son las consecutivas patadas que se le da al diccionario y a la gramática de la lengua castellana. Aquí existe un añadido "paralingüístico" que debemos censurar igualmente y es el volumen de voz, a veces ensordecedor, que practica el mañagueño-medio en sus casas, en la tienda, en el bar, en la calle, y en general en su vida cotidiana. Los altos decibelios molesta a los vecinos y traspasa las paredes. Es extraordinariamente molesto acudir a un bar o restaurante y escuchar cómo la gente vocifera y grita, grita con su receptor que lo tiene cara a cara como si estuviera a cien metros, esto es algo inaudito y muy molesto. En otras zonas de España, sobre todo de Castilla, esto no se percibe, y si nos instalamos en el norte de Europa o en los países del centro veremos,comprobaremos, con qué tranquilidad se habla y el volumen, tan bajo incluso, que se percibe. Para mí resulta tan dañina la contaminación acústica en un bar como la del tabaco. Si ésta es dañina y perjudicial para mi salud pulmonar básicamente, aquella  afecta a mi salud mental, que es tan importante como la salud física, si bien hay que admitir que ambas están estrechamente relacionas.

Si los adultos "hablan mal", peor disposición muestran los niños y adolescentes para expresarse correctamente. Los docentes nuevamente entramos en acción y nos pasamos el día, sobre todo los de Lengua, corrigiendo y censurando.

Estos adolescentes abusan de palabras como guay, abusan del prefijo super- y lo anteponen a todas las palabras, icnluidos adjetivos y adverbios. Es incorrecto superbien, superbonito, o incluso dicen superguay. Abusan también de palabras comodín como cosa, o de la malagueñísima perita.Superperita también. Uso y abuso del adjetivo guapo, referido a cosas, coche guapo o zapatos guapos, por ejemplo. Está muy bien usar, si se quiere, la palabra /peshá/, lo malo fue una antigua alumna de la ESO que no sabía encontrar una sinónimo y narraba que había /peshá de hente/ y no se le ocurría decir "mucha gente".

Otro error muy extendido, un galicismo, instaurado en Cataluña y Baleares especialmente ,es el Deísmo y Dequeísmo. Ejemplos: "Mi madre no me deja de salir. Pienso de que eso está mal." En ambos casos sobra el "de" obviamente. "El colmo de los colmos" fue cuando hace unos años escuché "de mientras": "de mientras yo limpio, tú ordena". Este error creo que ha nacido aquí y se está extendiendo como la pólvora. La personalización del verbo "haber", que se inició en Cataluña también, se ha prolongado por todo el territorio nacional. Ejemplo: "Hubieron muchas personas en el concierto". Lo correcto es "Hubo muchas personas..." Y cuando hay que usar el "de" necesariamente se suprime (eso se llama ultracorrección) sobre todo en las Perífrasis de probabilidad "deber+de". En Málaga no se usa tanto otro error extendido, el verbo coger por caber: "En este coche cogemos cinco personas", esto sobre todo ocurre en Granada.

Estos casos son los más destacados, otros ya consolidados y "con raíces" son "me" antes que "se o te", confusión del Pretérito Imperfecto, Nosotros "cantemos" /cantamos en la fiesta (pasado). Confusión de Fuéramos por Hubiéramos. /Si fueras venío/. Correcto: Si hubieras venido.

Hay por lo tanto un empobrecimiento del léxico atroz y excesivos errores gramaticales y morfológicos. En la lengua escrita observamos una cantidad ingente de faltas de ortografía, incluso en letreros de comercios y tiendas: Garage, autoradio, mondarinas,faltas de tildes platano; confusión ceceo-seseo seresas, enzaladilla.

A ver si (no haber) empezamos a cuidar nuestra lengua y enriquecernos o llegará el día que se fragmentará tanto que resultará difícil mantener una comunicación óptima. Como no nos preocupemos más por cuidarla y por expresarnos con corrección y nos enriquezcamos léxicamente , la comunicación será tan elemental y rudimentaria como la que pueda mantener un chimpancé con su cuidador. Si no "hablamos bien" de ahora en adelante sospecho que perderemos competitividad en todos los niveles y, sobre todo, perderemos libertad ya que no sabremos expresar correctamente nuestros sentimientos, ni nuestros pensamientos, a veces por ello nos dan "gato por liebre" y se nos ningunea. Si usted quiere avanzar preocúpese por utlizar "bien" la lengua de Cervantes, la de todos los españoles y la segunda más hablada en el mundo.Demos ejemplo.

De momento les deseo  /felí navidá/




Comentarios

  1. El mal uso de la gramática española.

    El texto trata sobre el mal uso del lenguaje de los errores gramaticales y el uso del meñagueño-medio, ya que las personas se expresan con un volumen muy alto.
    También explica algunos usos del mal lenguaje en Granada, Cataluña y Baleares.
    Los adulton hablan mal pero los adolescentes y los niños son peores.

    En los 6 primeros párrafos da bastantes ejemplos sobre el mal uso del lenguaje en distintas partes de la Península Ibérica , pero también ha escrito algunas formas para corregir esos errores gramaticales.
    En último párrafo: nos cuenta que debemos cuidar nuestra lengua y enriquecernos léxicamente, para no acabar usando una comunicación elemental y rudimentaria.


    Abudan los sustantivos concretos.
    Es un texto que nos iforma de los errores que cometemos en el uso de la lengua y nos pone algunos ejemplos de como se deben utilizar.
    Utiliza un lenguaje denotativo, ya que nos muestra ejemplos de como es nuestra gramática.
    El lenguaje que se usa en el texto es sencillo, ya que casi todas las personas pueden entenderlo facilmente.
    Abusamos de los prefijos.
    Pienso que este texto lo que pretende es ver que nos equivocamos y hablamos bastante mal y si nosotros ponemos
    interés, podremos mejorar nuestra escritura y nuestro habla, es decir, que aprendamos bien ha utilizar nuestro propio lenguaje.
    Yo pienso que antes de aprender otro idioma deberiamos de terminar de aprender el nuestro, por que ni naciendo en España y siendo español, sabemos utilizar nuestra propia gramática.

    Marina Godoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La forma que tienen de hablar los malagueños.

      El texto trata sobre la forma que tienen de hablar los andaluces sobre todo los malagueños que tienen la forma de expresarse con un tono de voz muy alto.

      Eliminar
    2. La forma que tienen de hablar los malagueños.

      El texto trata sobre la forma que tienen de hablar los andaluces sobre todo los malagueños que tienen la forma de hablar con un tono de voz muy alto. Explica que en otras zonas de España como Castilla, el Norte de Europa o los paises del centro hablan con más tranquilidad. Tambien se dice que si los adultos hablan mal, peor hablarán los más jóvenes "adolescentes"

      En los primeros párrafos hablan de los errores gramaticales y dan bastantes ejemplos entre los que se puede destacar: el uso abusivo de prefijos como "guay", el galicismo, especialmente el deísmo y dequeísmo etc..
      En el último párrafo explica que tenemos que aprender a hablar mejor para que nuestra conversación no sea tan rudimentaria.

      Abundan los sustantivos y adjetivos. El texto es periodístico con función referencial; es un nivel común del lenguaje ya que es un texto con un vocabulario entendible.

      Sandrs Martínez.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

NOS ESTAMOS HARTANDO

NOS ESTAMOS HARTANDO

Muchos ciudadanos de todos los colores, tendencias o ideologías nos estamos cansando del machacante tema catalán. Son titulares diarios, día, tarde y noche en la prensa, la radio y la televisión. Las redes sociales se abultan y crecen mastodónticamente con esta temática, que sin duda es fundamental para el devenir de España en particular y de Europa en general. Sucede que ha sido siempre la niña predilecta del gobierno, la mimada y consentida y la que siempre ha dado quebraderos de cabeza. El resto de las regiones o autonomías ha sido tradicionalmente ninguneado para que la gran señora de España, la culta y la adinerada Cataluña no se enfadara, tal ha sido su prepotencia, su altanería y su egocentrismo que pensaban que en Europa la iban a mimar como ha ocurrido desde siempre en España. Y le han dado con la puerta en las narices. Pero al Govern (no debemos utilizar la sinécdoque tan alegremente) no se le baja los humos ni el enfado. Sus delirios de gra…

ESAS MADRES

Señor Berlanga

Lástima que no nos haya quedado otro L.G. Berlanga para filmar este vodevil que se ha montado y que  continúa en desternillantes fascículos coleccionables. Sólo bastaría, si acaso, Valle-Inclán, creador del esperpento, para aderezar el guion de esta farsa decadente y cutre que desde fuera, si eres un poco observador, tan sólo puede despertar hilaridad o cierta vergüenza si te sientes realmente catalán o español; que cada cual puede sentirse como le venga en gana, como si uno desea sentirse abeja o avispa al mismo tiempo, pero sin faltar el respeto, oiga.

El actor principal es un perfecto burgués llamado Puigdemont con cuatro apellidos andaluces, aspiraciones a mártir y poco inteligente en las entrevistas. Junqueras, católico que canta homilías, que lo bendice y que recuenta los votos en medio de una misa y sin repicar. Otro Rufián de ascendencia jiennense que representa la izquierda pija cool, joven malandrín antiespañol que viste de Zara y compra en Mercadona, dedicado a…