Ir al contenido principal

BIENVENIDOS A LA HABANA


BIENVENIDOS A LA HABANA



En La Habana se conjuga perfectamente la risa y el llanto.

El viajero – no el turista- que se acerca con la intención de observar y se inmiscuye en sus vidas y en sus miserias descubre que debajo de la salsa y el baile sólo existe la desesperación, la rabia y el miedo. El cubano es un pueblo dócil, acogedor y adoctrinado, pero también con un gran espíritu crítico y vive con la esperanza de que se produzca el cambio en su país y en sus vidas para poder, sencillamente, vivir dignamente.

Al adentrarnos en el barrio de San Lázaro observamos una retahíla de calles y viviendas asoladas, como si hubieran sido bombardeadas. Veo cómo un señor se fuma un cigarrillo en un balcón semiderruido, cuya balaustrada está desencajada por un lado y por otro ya no existe, si se descuida cae por un agujero que hay junto a él pero podría sobrevivir, no hay demasiados metros hasta el suelo. Una mujer vigila a su niña que me saluda con una carita dulce y lastimosa. Una anciana vive literalmente en cuatro metros cuadrados, un habitáculo reducidísimo, mugriento y atiborrado de trastos viejos y oxidados. Sólo hay espacio para que ella se siente en una silla desvencijada. El sudor que escurre por mi cara, el calor y la humedad son sofocantes en verano, quizás se haya mezclado con alguna furtiva lágrima por lo que nadie lo habrá notado. El periodista y escritor Vicente Botín manifiesta que en Cuba existe un alto número de suicidios, tanto voluntarios como involuntarios, estos últimos son por ejemplo los que huyen en neumáticos viejos de camiones y se adentran en el mar para dirigirse hacia... ¿la muerte?.

Al salir de esta especie de zona dantesca podemos tranquilizarnos algo más, hemos pasado de lo paupérrimo a lo pobre. Hay un anciano con su cama en una acera porque se le ha caído parte de del techo. Cincuenta años son demasiados, cuando han pasado huracanes y lluvias torrenciales y... el tórrido sol. Existen en La Habana unos edificios sencillamente maravillosos en los que se combina el esplendor colonial con lo clásico. Uno piensa en lo linda que debió ser en la prerrevolución. Por allí pululan cientos de autos clásicos de los años cincuenta –  mecánicos ingeniosos deben de ser para mantenerlos- ¿con qué materiales? - me pregunto- Hay familias que se construyen sus propios ventiladores con las aspas de las lavadoras rotas que se desechan en los hoteles.Siguen con sus cartillas de racionamiento: Una docena de huevos, un kilo de arroz, algo de pan, papas, jabón, fríjoles y poco más. Eso debe estirarse durante un mes, las familias suelen ser de más de cuatro miembros, aunque los más jóvenes se van concienciando y no permiten traer más niños a ese submundo. Es por ello por lo que el ciudadano cubano tiene que ingeniárselas como sea para poder sobrevivir. Toda La Habana es un cuadro popular de la España picaresca del siglo XVII. El turista es una mínima y suculenta fuente de ingresos para el habanero de a pie. O le ofreces gentilmente unos pesos o ellos se las ingeniarán para que se los regales y además con una sonrisa. Son amables y acogedores y el occidental tendría que ser más solidario y comprensivo. No seamos ruines y aportemos nuestro granito de arena. La Habana lo merece. Al introducirse uno en La Habana Vieja comprueba -¡ al fin¡- cómo algunos edificios, monumentos e iglesias se están restaurando y hay plazas con un encanto y una belleza fuera de lo común. Hay organismos oficiales internacionales que se han implicado en la reconstrucción o ayuntamientos ( Cádiz) o Euskal Herría, 1955 – cito textual en la Iglesia de San Francisco de Asís-.

Es cierto que el bloqueo ha sumido a Cuba en algo parecido a una pesadilla, pero no todo ha sido culpa del mismo. Mantener ese estado, en el siglo XXI, es algo totalmente obsoleto y absurdo e incluso inhumano. Raúl Castro y Obama parece que se han vuelto para mirarse. Ciertos aires de esperanza recorren La Habana. La gente piensa que Fidel ya ha muerto y que esperan el momento oportuno para hacerle el funeral del siglo, no van a hacerlo después del de Michael Jackson...

Sin embargo en este período de transición y de embargo Fidel  ha militarizado aún más a la sociedad y uno se encuentra un policía, tanto de uniforme, como de paisano, a cada paso. El habanero se siente vigilado, como el Gran Hermano de George Orwell en “1984”. Se le acerca al turista con repeto y miedo, no tanto por lo que haga sino por lo que diga.

El malecón es el lugar de encuentro de los habaneros por las noches para disfrutar de la brisa fresca del mar, después de una jornada hipercalurosa. Las noches de los fines de semana se reúnen los gays y me cuentan que la hija de Raúl Castro – desde Miami- está haciendo mucho por sus derechos, de momento ya se les permite reunirse públicamente, aunque cuando pasa algún policía se separan y se alejan del visitante.

El 50º ó 55º Aniversario de la Revolución conmemorado recientemente congrega a simpatizantes, afiliados comunistas, profideles, líderes políticos concretos – con Venezuela cada vez existe una relación paterno-filial que el mísmisimo Freud quedaría desbordado- y otros afines que se concentran durante estos festejos,saborean lo añejo, lo bueno y todo lo bello de Cuba, pero no llegarána a conocerla realmente. Vuelven a sus países y ellos siguen su confortable ritmo de vida y su bicéfalo pseudoideologizante forma de pensar (capitalismo para mí, comunismo para los demás). Hube de explicar a unos camareros cubanos los avances tecnológicos que simplemente ellos habían escuchado confusamente a otros turistas: lo del GPS les resultaba sencillamente fascinador. Les hablé de internet y cómo podíamos ver vídeos musicales de Los Panchos, de Gloria Stefan, de  Celia Cruz... o también podemos chatear ( conversar por escrito)  a través del PC con personas que están al otro lado del mundo, y con una cámara podemos verles la cara y el sitio dónde viven. Los más listos han conseguido una parabólica que ocultan y un TV cochambroso a través del cual ven TVE internacional y canturrean por el malecón la canción que Ana Belén ha vertido  (No versionado, es incorrecto) para su programa favorito: “Cuéntame”. Por doquier encontramos panfletos prorrevolucionarios, frases conmemorativas de Rául del tipo (“...hay que estar unidos frente a la crisis”), esloganes de “Venceremos”( venceremos ¿a quién o a qué? Me pregunto)... y allí siguen paralizados ante el abismo y estancados en su sueño revolucionario que no se sabe si llegará. Lo que está claro que el ciudadano cubano ya no cree en estas patrañas que no sirven para nada, que llevan más de cincuenta años escuchando la misma cantinela y que malviven desde siempre, ya no confían en sus líderes, no obstante el cubano es un ser dócil , conformista y que sigue paralizado por el miedo y que espera y desea que se produzca ese cambio esperanzador que los eleve al cielo. Tienen esperanzas.



Allí sienten devoción por lo español, e incluso pueden mezclar en algún hotel turístico, un remix de temas y canciones de Las Leandras con Manolo Escobar y Alejandro Sanz, y los bailarines pasan de la salsa al chotis con gracia y soltura.

La Habana huele a agua salada y a literatura, allí encontramos la impronta de Hemingway, Victor Hugo, Rosalía de Castro, obviamente Alejo Carpentier y el revolucionario y poeta José Martí... Dejo a un lado en mi mesita la anodina “Ángeles y demonios” de Dan Brown y pienso en el título, lo metaforizo en “ el pueblo y el poder”. Me inclino por un libro de poesías de Martí, por su seducción y mi lógica ubicación, y al amanecer sentado en el malecón solitario leo: “sólo el amor engendra melodías”. ¿Qué quiso expresar el héroe nacional? ...

En el Canal NOVA de TV contemplé el 11 de agosto a las 8:00 de la mañana un documental sobre La Habana, especialmente dedicado a los turistas. Exponían imágenes de La Habana Vieja maravillosas, los edificios y plazas que habían sido restaurados y estaban impecables, la grandeza del Capitolio y toda una serie de hoteles y restaurantes que nada tienen que envidiar a los de cualquier otra ciudad. Sin duda era un reportaje absolutamente cautivador pero ofreció un punto de vista parcial, seguramente para atraer a esos turistas reticentes. Ciertamente, cuando Cuba despierte de su letargo La Habana se convertirá en una de las capitales más bellas del mundo, esperemos que no pierda su encanto y empiecen a arrasarla con Mc Donalds, que no se pase al otro extremo y se entre en la parte grotesca del capitalismo que lo devora todo y se traga el arte sin decoro, ese capitalismo hortera que sería capaz de convetir al Capitolio en una macrodiscoteca-house. Insto a quiénes fueren que se vaya pensando en una comisión internacional de la Unesco para vigilar y proteger esa perla que es Cuba y ese diamante en bruto que es La Habana.(No cuesta nada ser optimista)

Pensemos que las intenciones del Régimen fueron buenas: desarrollaron la educación, la sanidad, la defensa, el deporte... A la vejez viruelas Raúl Castro pretende enfrentarse a la crisis incentivando la tierra, los recursos naturales, la agricultura, si verdaderamente siempre han estado en crisis. Sigo leyendo y regreso al principio: conviven con la risa y el llanto. Mi querido Fidel, visto lo visto, la historia no te absolverá, probablemente te absorberá, no le dejas otra opción.


Comentarios

Entradas populares de este blog

POR LA CARNE ESTREMECIDA

DIARIO IDEAL
DIARIO SUR


*Hay escritores que escriben muy bien, pero no tienen nada que contar. Les falta algo fundamental: IMAGINACIÓN. Aburren desde sus primeras líneas, a pesar de su docto manejo del lenguaje condimentado con docenas de piruetas lingüísticas dirigidas a su propio onanismo. No saben fabular ni contar historias. Otros esgrimen y mantienen considerablemente el don de la imaginación, sin embargo su vocabulario es escaso e incluso cometen errores morfosintácticos. Una buena novela debe combinar ambos aspectos.

Librería Pipper Guadix
Librería Pérgamo Torremolinos
Librería Babel  Granada
Librería Luces Málaga
Librería Berkana Chueca/Madrid
Librería La Pantera Rosa Zaragoza

........ Se podrá solicitar más adelante en las principales librerías de Españao a la editorial directamente:

editorial@lafraguadeltrovador.com


DIARIO LA OPINIÓN

ENLACES DIGITALES:
http://www.laopiniondemalaga.es/cultura-espectaculos/2016/09/22/bernarda-alba-dia-orgullo-gay/877918.html





ENTREVISTA "CANAL LI…

ESAS MADRES

DISCURSO FIN DE CURSO CON FÁBULA INCLUIDA